Las Etapas del Proceso de Duelo y Cómo Superar el Duelo Traumático

¡Empieza a sentirte mejor hoy!

Conéctate con tu terapeuta hoy y toma el control de tu vida como nuestros 700,000 clientes felices.

Duelo traumático

Los seres humanos intentan evitar la muerte a toda costa. Nunca piensan – o tratan de no pensar – en la posibilidad de morir ellos mismos o sus seres queridos. Es cierto que olvidarse de la muerte es útil, porque vivir con eso en mente es insostenible. Sin embargo, hay una delgada línea entre olvidar la muerte y negar su existencia.

El olvido de la muerte nos mantiene vivos, mientras que negarla o ignorarla por completo dificulta entender el sentido de la vida. En psicología existencial, la relación de un individuo con la muerte siempre se ve como un delicado equilibrio de opuestos. Se dice que alguien que está muriendo necesita la risa más que nadie. Expresan el deseo de vivir en un lugar donde se hable frecuentemente de la muerte.

En situaciones de muerte, la negación frecuentemente afecta a aquellos que creen que nunca envejecerán ni sufrirán enfermedades, y que constantemente buscan un mejor salario y más "likes" en Instagram. El duelo es la respuesta más común cuando la muerte se hace presente en nuestras vidas, sin importar cuánto se intente negar su impacto.

El intenso y prolongado dolor que se siente tras perder a un ser querido se conoce como duelo y produce ciertos síntomas. Primero llega una sensación de shock y sorpresa. Después, aparecen signos emocionales como tristeza e ira. También pueden surgir síntomas físicos como trastornos del sueño, comer en exceso, comer poco y dificultades para respirar, así como síntomas mentales como disminución de la adaptación y rechazo a aceptar.

¿Cuál es la diferencia entre el duelo y el duelo traumático?

El proceso de duelo es una reacción normal y saludable ante la pérdida, que generalmente se extiende entre 6 meses y un año, dependiendo de factores como la cercanía con la persona perdida y si la muerte fue repentina o no. Según Kübler-Ross, el duelo se experimenta en cinco etapas:1

  1. Etapa de Negación y Shock
  2. Etapa de Ira
  3. Etapa de Negociación
  4. Etapa de Depresión
  5. Etapa de Aceptación

En estos puntos, el duelo y el duelo traumático difieren. El duelo traumático se define como la pérdida de un ser querido de manera inesperada y repentina. También puede entenderse como la percepción traumática de una persona y la interpretación del proceso de duelo, motivada por factores psicológicos o sociales. Muchos síntomas y signos del duelo traumático son similares a los observados en el trastorno de estrés postraumático.

Transformación del duelo normal en duelo traumático

Las experiencias de la infancia y su impacto en el estado mental del individuo son, como en todos los casos, algunos de los factores del duelo traumático.

Además, la dependencia, la reciprocidad y el sentido de responsabilidad en la relación con la persona fallecida son factores que pueden desencadenar un duelo traumático. La pérdida puede ser el resultado de una muerte repentina, inesperada o traumática, o percibida de esa manera.

An adult woman who experiences traumatic grief, crying at the grave

En 1999 se llevó a cabo un estudio exhaustivo sobre el duelo traumático, y surgieron dos vertientes de criterios diagnósticos.2:

Criterio A

El Criterio A incluye la muerte de un familiar así como síntomas de ansiedad por separación. Ocurre la muerte repentina, inesperada y brutal del familiar de la persona. Para realizar un diagnóstico, la muerte no tiene que ser objetivamente traumática. El grado de intimidad puede variar, pero es suficiente si la persona está cerca, es de confianza, se identifica con ella y ha sido separada de manera traumática.

La persona está pasando por la pérdida de un ser querido. Estos síntomas irritantes y repetitivos siempre van seguidos de una sensación de decepción en forma de búsqueda, añoranza y anhelo de vez en cuando. La ansiedad por separación en el duelo traumático es persistente y perturbadora, afectando a la capacidad funcional.

Criterio B

Los criterios B son indicadores legales del trauma por muerte. Existen 11 síntomas básicos del duelo traumático. Deben ser distintos y continuos. A continuación se enumeran los 11 síntomas:

  • No poder entender el futuro
  • Ser emocionalmente insensible
  • Sentirse desconectado/a
  • Sentirse apagado/a
  • Sentirse conmocionado/a
  • Sentirse petrificado/a
  • Dificultad para aceptar la muerte
  • Sentir que la vida carece de sentido y está vacía
  • No reconocer que la vida podría tener sentido sin el fallecido/a
  • Sentir que una parte de la persona se ha ido
  • Sentir que el mundo se desmorona
  • Sentirse inseguro/a
  • Pensamientos falsos sobre haber dañado al fallecido/a
  • Extrema ira, dolor e incomodidad por la muerte

Al menos cuatro de estos síntomas deben estar presentes para hacer un diagnóstico. Finalmente, todos estos síntomas deben durar al menos dos meses y causar disfunción en la vida social, laboral y en otras áreas de la vida de la persona.

El duelo traumático y su proceso de tratamiento

El tratamiento del duelo traumático se elige según las necesidades de la persona, después de evaluar los problemas clínicos que pueda tener. Esta evaluación determina qué enfoque terapéutico será útil o la dosis de la terapia medicamentosa3.

Existen diversas perspectivas en la literatura sobre cómo comenzar el tratamiento del duelo y el duelo traumático. Según quienes creen que el duelo es un proceso natural, no requiere tratamiento rutinario. Sin embargo, debido a que la persona que experimenta duelo traumático inicialmente puede tener problemas mentales graves, se argumenta que deberían recibir seguimiento4.

El duelo tiene un impacto no solo en el individuo, sino también en todo el sistema familiar, especialmente cuando las personas están afectadas por el duelo traumático. Incluso si solo una persona busca tratamiento, otros miembros de la familia deben recibir la orientación y el asesoramiento necesarios.

Consejos para afrontar el duelo de manera llevadero

Hands giving one another flowers
  • Pasa tiempo con personas que conoces y te hacen sentir bien.
  • Reflexiona sobre cómo te sientes y habla con alguien sobre lo que estás atravesando.
  • Presta atención no solo a tu salud mental, sino también a signos importantes de tu salud física, como la alimentación y el sueño.
  • Cuida de no caer en adicciones a las drogas y al alcohol.
  • No dudes en buscar asesoramiento o consejería.

Finalmente, te recomendamos completar tu proceso de duelo antes de realizar cambios importantes en tu vida, ya que acontecimientos como mudarse, comenzar una relación romántica o tener un hijo nuevo pueden retrasar y dificultar la aceptación de la pérdida de un ser querido.

Sources

  1. Kübler-Ross, E., & Kessler, D. (2005). On grief and grieving: Finding the meaning of grief through the five stages of loss. Simon and Schuster.
  2. Jacobs, S. C. (1999). Traumatic Grief: Diagnosis, Treatment. prevention. Philadelphia, PA, Bruner-Mazel.
  3. Sezgin, U., Yüksel, S., Topçu, Z., & Dişcigil, A. G. (2004). When is traumatic grief diagnosed? When does treatment begin? Journal of Clinical Psychiatry, 7(3), 167-175.
  4. Prigerson, H. G., Maciejewski, P. K., Reynolds III, C. F., Bierhals, A. J., Newsom, J. T., Fasiczka, A. & Miller, M. (1995). Inventory of Complicated Grief: a scale to measure maladaptive symptoms of loss. Psychiatry research, 59(1-2), 65-79.
  5. Harvard Mental Health Letter (HMHL) (2011). Coping with complicated grief. Harvard Mental
*Los artículos de nuestro sitio no brindan asesoramiento médico y tienen solo fines informativos. No se puede diagnosticar un trastorno basándose en los artículos. Un trastorno sólo puede ser diagnosticado por un psiquiatra.