Vivir con el Trastorno Límite de la Personalidad: Estrategias para Sobrellevarlo y Prosperar

¡Empieza a sentirte mejor hoy!

Conéctate con tu terapeuta hoy y toma el control de tu vida como nuestros 700,000 clientes felices.

¿Qué es el Trastorno Límite de la Personalidad?

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es un trastorno psiquiátrico serio caracterizado por comportamientos impulsivos, sentimientos crónicos de vacío e hiperactividad, causados por la incapacidad del individuo para regular sus emociones.

Las personas con TLP, también conocidas como individuos que sufren de Trastorno Límite de la Personalidad, frecuentemente tienen dificultades en sus relaciones. Con estos síntomas, el trastorno límite de la personalidad se manifiesta como un patrón de personalidad que afecta cada vez más la funcionalidad del individuo.

Las características básicas y los rasgos de personalidad de las personas, sus estilos de afrontamiento y sus interacciones con el entorno social comienzan a desarrollarse en la infancia y se hacen evidentes en la adolescencia tardía o en la adultez temprana, dependiendo del efecto del aprendizaje y la predisposición.

Las características de la persona en estas edades forman la personalidad del individuo, es decir, las características y comportamientos que los distinguen de los demás1.

Cuando los rasgos de personalidad que se desarrollan y se asientan durante este período son tan rígidos y contraproducentes que impiden la adaptación a la sociedad, dificultan la vida de otras personas y causan problemas en muchas áreas de la vida la mayor parte del tiempo, podemos hablar de trastornos de la personalidad.

Síntomas del Trastorno Límite de la Personalidad

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) se clasifica como un trastorno de personalidad del grupo B. Los trastornos de personalidad del grupo B incluyen el trastorno histriónico, narcisista, antisocial y límite de la personalidad. Estos trastornos se agrupan porque todos muestran comportamientos dramáticos, emocionales e inestables.

¿Cómo actúan las personas con trastorno límite de la personalidad? Las siguientes son las características más notables de este problema de salud mental, también conocido como personalidad borderline:

  • Exhiben comportamientos impulsivos e inconsistentes en las relaciones interpersonales.
  • Tienden a sobreidealizar a sus amigos, parejas románticas o familiares.
  • Como resultado de la sobreidealización, experimentan una frustración extrema y estallidos de ira.
  • Pueden intentar prevenir el abandono que han imaginado, debido a que tienen un miedo y ansiedad intensos al abandono3.
  • Al igual que en las relaciones interpersonales, pueden ser impulsivos e inconsistentes en su autoimagen, es decir, en su autoevaluación y creencias sobre su propia personalidad2.
  • Reaccionan rápidamente a los estímulos sin pensar en las consecuencias a largo plazo; en otras palabras, son impulsivos.
  • Es evidente que pueden involucrarse en autolesiones o intentar suicidarse para manipular a las personas a su alrededor.
  • Se sienten crónicamente vacíos.
  • Tienen pensamientos paranoicos o excesivamente suspicaces de forma transitoria y relacionados con el estrés1.
  • Pueden experimentar desconexión temporal de la realidad (disociación) relacionada con el estrés1.

Problemas en las relaciones románticas

Los efectos del Trastorno Límite de la Personalidad son inevitablemente visibles en las relaciones románticas. Las personas que padecen este trastorno pueden tener un fuerte miedo al abandono. Debido a estos miedos, pueden estar constantemente vigilando a la persona con la que están en una relación e interpretar cada comportamiento como un abandono.

Los intensos sentimientos de inseguridad y miedo pueden dificultar la conciliación y causar fluctuaciones en la relación. Mientras temen ser abandonados, pueden sentirse abrumados y rechazar estar cerca de su pareja. Finalmente, puede haber una relación intensa y conflictiva que oscila entre las demandas de amor y atención y los comportamientos de retirada y aislamiento.

Además, algunos síntomas de este trastorno pueden tener un impacto indirecto en las relaciones. Las compras impulsivas, por ejemplo, o una pelea incontrolable, pueden afectar a muchos miembros de la familia.

Obtener ayuda profesional es la mejor manera de mantener una relación con alguien que tiene TLP y proteger la salud mental de ambas partes. La terapia de pareja, además de la terapia individual, puede ayudar a mantener la relación.

Psicoterapia para el Trastorno Límite de la Personalidad

Debido a que los trastornos de la personalidad son crónicos, generalizados y rígidos por naturaleza, es posible progresar con la psicoterapia estableciendo metas específicas. Estos objetivos pueden incluir reducir la angustia del individuo y cambiar los comportamientos que causan disfunción en la vida diaria.

Sin embargo, las personas con Trastorno Límite de la Personalidad pueden traer su impulsividad e inestabilidad emocional de sus relaciones interpersonales al entorno terapéutico. Durante la terapia, pueden volverse excesivamente reactivos y tener colapsos emocionales1. En este caso, pueden tener dificultades para lograr los resultados necesarios y eficientes con la terapia.

Además, como con todos los trastornos de la personalidad, los métodos de psicoterapia para el Trastorno Límite de la Personalidad deben modificarse en función del comportamiento y los síntomas de la persona que busca ayuda psicológica, ya que algunos métodos encontrados en el espectro tradicional de la psicoterapia individual pueden empeorar los síntomas en el Trastorno Límite de la Personalidad.

1. Terapia Dialéctica Conductual

La Terapia Dialéctica Conductual se ha desarrollado específicamente para el Trastorno Límite de la Personalidad4. El término dialéctico significa la interacción de ideas opuestas. Dentro de la Terapia Dialéctica Conductual, la dialéctica se refiere a la integración de la aceptación y el cambio como requisitos para la curación5.

La terapia dialéctica conductual tiene como objetivo tratar los síntomas del TLP reemplazando los comportamientos desadaptativos con habilidades de afrontamiento más saludables, como la atención plena, la efectividad interpersonal, la regulación emocional y la tolerancia a la angustia6.

2. Terapia de Esquemas

Los trastornos de la personalidad y otros trastornos psicológicos crónicos se tratan con la terapia de esquemas. La terapia de esquemas es una forma integrativa de psicoterapia que combina conceptos y enfoques de la terapia cognitiva conductual (TCC), la teoría del apego, la terapia Gestalt y las perspectivas psicodinámicas7.

Se basa en dos modelos conceptuales para formular problemas y comprender el proceso de cambio: los esquemas desadaptativos tempranos que se desarrollan en la infancia y los modos de funcionamiento que se activan rápidamente cuando varios esquemas diferentes se desencadenan al mismo tiempo8.

3. Terapia Focalizada en la Transferencia

La psicoterapia focalizada en la transferencia se ocupa del análisis de la transferencia que ocurre entre el cliente y el terapeuta durante la relación terapéutica. Su objetivo es analizar cómo el individuo representa a sí mismo y a las personas en su vida dentro de su propio ser, además de la transferencia del cliente al terapeuta9.

Este tipo de terapia trabaja con los individuos para ayudarles a desarrollar los mecanismos de defensa que necesitan para enfrentar los problemas de manera saludable, así como encontrar una solución a la difusión de identidad10.

4. Terapia Basada en la Mentalización

La terapia basada en la mentalización es un tipo de psicoterapia que ayuda a las personas a identificar sus pensamientos y sentimientos en un momento dado y desarrollar una perspectiva alternativa sobre la situación.

La Terapia Basada en la Mentalización enseña que pensar debe preceder a la reacción para resolver los problemas que enfrentan las personas con Trastorno Límite de la Personalidad como resultado de su impulsividad11.

Conclusión

Aunque el Trastorno Límite de la Personalidad es una condición psicológica de por vida que tiene un impacto negativo en todos los aspectos de la vida, particularmente en las relaciones interpersonales, debido a la impulsividad y a las emociones y comportamientos incontrolables, es posible hacer la vida más fácil a través de la psicoterapia, varios cambios de comportamiento y métodos de afrontamiento más funcionales.

Sources

  1. Butcher, J.N., et al., 2013, Abnormal Psychology, Kaknüs Publications.
  2. Paglieri, F., 2012, Consciousness in Interaction: The Role of the Natural and Social Context in Shaping Consciousness, USA: John Benjamins Publishing Company.
  3. Livesley, W.J., 2003, Diagnostic Dilemmas in Classifying Personality Disorders, New York: Guilford.
  4. Barnicot, K., et al., 2018, Dialectical Behavior Therapy v. Mentalisation-based Therapy for Borderline Personality Disorder, Psychological Medicine.
  5. Linehan, M.M., 1993, Skills Training Manual for Treating Borderline Personality Disorder. New York: Guilford.
  6. Stoffers, J.M., et al., 2012, Psychological Therapies for People with Borderline Personality Disorder, Cochrane Database Syst Review.
  7. May Tan, Y., et al., 2018, Schema Therapy for Borderline Personality Disorder: A Qualitative Study of Patients' Perceptions, PLoS One.
  8. Young, J.E., 2003, Schema Therapy: A Practitioner's, New York: The Guilford Press.
  9. Stoffers, J.M., et al., 2012, Psychological Therapies for People with Borderline Personality Disorder, Cochrane Database of Systematic Review.
  10. Clarkin, J.F., 1999, Psychotherapy for Borderline Personality, New York.
  11. https://evrimagaci.org/borderline-kisilik-bozuklugu-nedir-belirtileri-nedir-nasil-teshis-edilir-nasil-tedavi-edilir-10682
*Los artículos de nuestro sitio no brindan asesoramiento médico y tienen solo fines informativos. No se puede diagnosticar un trastorno basándose en los artículos. Un trastorno sólo puede ser diagnosticado por un psiquiatra.